Cómo solucionar deudas

Parece que nunca va a tocarle a usted pero realmente todos estamos expuestos a pasar una mala situación económica que nos obligue a pensar cómo obtener el capital que necesitamos, ya sea para cubrir deudas, para subvencionar los estudios de sus hijos, para realizar una reforma que no puede esperar más o simplemente para pagar letras y recibos.

Cómo solucionar deudas

En un principio, todo el mundo acude a amigos y familiares para pedir prestado pero siempre llega un momento en el que es imposible continuar “mendigando” a nadie más y tenemos que pensar seriamente en una solución más eficaz. Por eso, en la mayoría de los casos, la única alternativa para conseguir liquidez inmediata es la solicitud de microcréditos, créditos o préstamos personales.

solucionar deudas

solucionar deudas

Hasta hace poco tiempo, estas solicitudes se hacían en un 95% de los casos a través de las entidades bancarias. Básicamente, usted bajaba a su banco, se reunía con el director y cumpliendo algunos requisitos mínimos usted conseguía su crédito y, por consiguiente, la liquidez que necesitaba.

Pero hoy en día la situación ha cambiado mucho: los bancos exigen más requisitos para poder acceder a un crédito o préstamo personal y en el caso de que consiga que le aprueben la solicitud puede llegar a tardar 20 días en procesarse. Por eso, hemos visto y estamos viendo el auge de los préstamos entre particulares o entre particulares y empresas, denominados como préstamos con capital privado.

Los préstamos con capital privado se han convertido poco a poco en la solución para muchas familias y empresas que necesitan solucionar deudas mediante la obtención de un crédito rápido, sin múltiples exigencias y flexible.

El funcionamiento es sencillo: usted acude a una financiera privada a solicitar un crédito y es la propia financiera la que le pondrá en contacto con el prestamista privado (persona o empresa). Usted conseguirá su liquidez inmediata y el prestamista privado conseguirá una rentabilidad derivada del préstamo que, obviamente, se le cobrará a usted en forma de intereses. No podía ser todo tan perfecto, ¿no?

En general, el acceso al capital privado es fácil, ya que no se incide en la obligación de poseer una nómina o no se investigan los ficheros de morosidad en los que usted pueda estar inscrito. Lo importante, en cualquier caso, es disponer de un aval que garantice al prestamista la devolución del préstamo.

En definitiva, la única forma de solucionar deudas a día de hoy es mediante el acceso a un crédito y, ante la cantidad de trabas que han puesto las entidades bancarias, hemos conseguido obtener una solución segura, flexible y rápida que ha dejado contentas a muchas familias: los préstamos con capital privado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *