La tramitación de herencias

A día de hoy, la tramitación de  herencias requiere de tiempo y esfuerzo porque la cantidad de pasos que deben seguirse puede llegar a agotarnos en poco tiempo. No es un proceso fácil debido a la gran cantidad de documentación y visitas a distintas administraciones y notarios que deben realizarse. Por estas razones, es recomendable acudir a profesionales que tienen conocimientos sobre la materia y que tardarán menos tiempo en realizar la tramitación de herencias a cambio de unos honorarios.

Se debe saber que cuando persona realiza un testamento ante notario en vida, solo esa persona tendrá copia de dicho testamento y nadie más por lo que podrá mantenerlo en secreto si así lo desea. En el momento que esa persona fallece, las personas interesadas que crean que puede existir tal testamento deberán acudir con el correspondiente certificado de defunción hasta el Registro General de Actos de Última Voluntad (RGAUV)en el que podrán solicitar información acerca de si existe o no un testamento para la persona fallecida.

[button link=”http://prestamoasnef.com/contacto/” type=”big”] Contacte ahora mismo[/button]

Pasado un tiempo, el registro le informará si existe testamento mediante una notificación en la que se le mencionará el nombre del notario con el que su familiar fallecido firmó el testamento. Para poder visualizar el testamento y saber si usted es heredero/a tendrá que acudir a dicho notario. En el caso de que usted aparezca como heredero, el notario podrá dejarle en propiedad una copia del testamento para poder comenzar, ahora sí, la tramitación de herencias.

tramitación de herencias

tramitación de herencias

Por lo tanto, todos estos pasos solo suponen el acceso al testamento y no la tramitación de herencias propiamente dicha. Para realizar esto último debe pasarse por la declaración de herederos y por el pago del famoso Impuesto Sobre Sucesiones.

La declaración de herederos, como su propio nombre indica, es la lista de personas que figuran como herederos en el testamento pero, en caso de no existir éste, será configurada por un profesional de la materia: notario o juez, dependiendo de la familia de la fallecida.

En el caso de que la persona fallecida no disponga de testamento y tenga esposo/a, descendientes o ascendientes, la declaración de herederos será realizada por un notario pero si no existe ninguno de estos familiares la declaración de herederos correrá a cargo del juzgado competente.

Pues bien, una vez obtenida la declaración de herederos el siguiente paso es recopilar los activos y pasivos del fallecido con los que se rellenará el cuaderno particional. Pero el proceso no termina aquí ya que en el caso de existir inmuebles por medio habrá que recopilar escrituras y solicitar notas simples de cada propiedad. Una vez que esté toda la información se pasará a pagar el impuesto correspondiente y se harán los repartos entre herederos, tanto de activos como de deudas, evidentemente.

Por otro lado, deberán localizarse las cuentas bancarias y el dinero efectivo del fallecido/a. Como verá, tramitar una herencia no es un proceso fácil y, por eso, es mejor acudir a un profesional, financiera privada o cualquier entidad que pueda realizarlo sin necesidad de que usted se mueva de su casa.

[button link=”http://prestamoasnef.com/contacto/” type=”big”] Contacte ahora mismo[/button]

2 Comentarios

  1. Luís 09/07/2014

Responder a Administrador Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *