Los préstamos con capital privado

Ventajas y desventajas de los préstamos con capital privado

Hace unos años, acceder a un crédito a un préstamo hipotecario era tan simple como bajar a su banco, hablar con el director, aportar una nómina y el capital que solicitaba le era concedido. Hoy en día, la situación ha cambiado y mucho debido a la crisis económica que ha atravesado y sigue atravesando nuestro país. Lamentablemente, muchas familias no han podido continuar pagando sus hipotecas y los bancos se han visto con un alto porcentaje de morosidad entre sus clientes por lo que no han tenido más remedio que comenzar a embargar bienes y a intensificar los deshaucios. Esto ha repercutido en la manera de trabajar de los bancos, los cuales han endurecido las condiciones de sus créditos y han restringido el acceso a su capital de manera rígida e inflexible para muchos. Esta situación ha derivado en el auge de los llamados préstamos con capital privado.

Los préstamos con capital privado se han conseguido posicionar como la alternativa más fiable, rápida y segura frente a los préstamos bancarios.

[button link=”http://prestamoasnef.com/contacto/” type=”big”] Contacte ahora mismo[/button]

Se trata de un capital que es prestado entre particulares o entre particular y empresa y no se resuelve a través de un contrato de crédito convencional. De hecho, pueden existir préstamos con capital privado que han sido acordados verbalmente, sin ningún tipo de documentación, aunque esto es lo menos común. Lo más normal, es que el acuerdo se haga por escrito mediante un contrato privado en el que consten las condiciones previamente negociadas y fijadas por las partes: prestamista y prestatario.

préstamos con capital privado

Las ventajas de los préstamos con capital privado son múltiples pero vamos a citar algunas para las personas que todavía no conozcan esta forma de financiación que tanto ha crecido en los últimos años:

–          Son préstamos que no integran comisiones de ningún tipo como las que comisiones bancarios que está usted acostumbrado a pagar a su entidad bancaria tradicional

–          Son flexibles en el sentido de que las condiciones siempre son negociables y dependen de cada prestamista privado.

–          Su tramitación es rápida debido a que no es necesario el gran monto de documentación exigida por las entidades bancarias.

–          No le obligan a contratar ningún tipo de seguro como consecuencia de la aprobación de su préstamo, tal como sucede en las entidades bancarias con los seguros de hogar, seguros de vida, planes de pensiones, etc.

–          Son préstamos que están disponibles para personas sin nómina.

–          Son préstamos que están disponibles para personas inscritas en el ASNEF u otros índices de morosidad

–          Existen multitud de financieras privadas diferentes que no se ponen de acuerdo a la hora de fijar unos tipos de interés determinados.

En definitiva, con todas las ventajas que implican los préstamos con capital privado es difícil que los préstamos bancarios vuelvan a crecer por encima de estos, dado que las condiciones y la manera de trabajar de las financieras privadas está superando con creces lo que estamos acostumbrados  a ver en el mercado financiero.

[button link=”http://prestamoasnef.com/contacto/” type=”big”] Contacte ahora mismo[/button]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *